Beto Bahl

|

Bahl continúa en diálogo con intendentes del país para buscar una solución al conflicto del transporte urbano

El presidente municipal, Adán Bahl, mantuvo un encuentro por videoconferencia con sus pares de Santa Fe, Córdoba, Rosario, Bariloche y Salta. La crítica situación que atraviesa el transporte público en el interior del país los mantiene preocupados y en alerta. Habrá próximas reuniones con representantes de UTA, FATAP y también legisladores nacionales. Solicitarán al Gobierno nacional que brinde una inmediata ayuda para resolver el problema.

"Mi principal preocupación en esta situación crítica del transporte urbano de pasajeros son las personas que menos tienen, quienes son justamente las que más necesitan en el día a día el servicio esencial del transporte público para poder trasladarse", enfatizó Adán Bahl tras el encuentro de este jueves por la tarde con sus pares.

La semana pasada Bahl ya había mantenido un primer encuentro por teleconferencia con los intendentes de Córdoba, Martín Llaryora; de Rosario, Pablo Javkin; y de Santa Fe, Emilio Jatón. En ese momento elaboraron un documento solicitando a la Nación acciones urgentes para resolver la problemática del transporte de pasajeros. En tanto que en la tarde de este jueves se sumaron los intendentes de Bariloche, Gustavo Gennuso; y de Salta, Bettina Romero.

"Es una continuidad de las reuniones que venimos mantenido durante la semana. El inconveniente del transporte público actual en el marco de la pandemia y también post pandemia es una preocupación, prácticamente, en todo el país. Lo que se está trabajando, concretamente, es mirar una federalización de los recursos para atender la sustentabilidad del transporte público en el interior del país. En esos términos se discute, se habla, se ven distintas alternativas", manifestó el Presidente municipal paranaense.

El paro de transporte público lleva 18 días en la capital cordobesa y su intendente. Llaryora, comentó que "el sistema nos está llevando a un pésimo servicio y a este boleto que ya no es social, pensando en la gente que menos tiene. Tenemos que estar todos juntos en esto: trabajadores, empresarios y poder político. Hay que buscar un esquema distinto, para que le dé al interior un transporte popular, barato para los que menos tienen".